La Reforma Protestante: La Muerte de la Cristiandad

Vídeo

Estimados lectores, esta vez, después de un largo parón estival sin publicar ningún post (pedimos disculpas por ello), os traemos una serie de vídeos sobre la reforma protestante en los que el P. Martin Villagran nos ayudará a profundizar en este hecho que marcó nuestra historia y qué podemos hacer frente a la aún vigente división de la cristiandad. Esperamos que os guste y os sea de utilidad.

Anuncios

¿Qué significa eso de “poner la otra mejilla”?

Resultat d'imatges de sermon de la montañaAnte todo, el sentido de ‘poner la otra mejilla’ debe entenderse en el contexto del discurso de la Montaña en que Jesucristo reforma la ‘ley del talión’ (cf. Mt 5,38-42)

Jesucristo toma por tema la ley del talión, que se hallaba formulada en la ley judía: ‘habéis oído -en las lecturas y explicaciones sinagogales- que se dijo (a los antiguos): ojo por ojo y diente por diente’.

Lo que Cristo enseña, en una forma concreta, extremista y paradójica, es cuál ha de ser el espíritu generoso de caridad que han de tener sus discípulos en la práctica misma de la justicia, en lo que, por hipótesis, se puede reclamar en derecho.

Por eso frente al espíritu estrecho y exigente del individuo ante su prójimo, pone Cristo la anchura y generosidad de su caridad. ¿Cuál ha de ser, pues, la actitud del cristiano ante el hombre enemigo? ‘No resistirle’, no por abulia, sino para ‘vencer el mal con el bien’ (Rom 12, 21).

Pero la doctrina que Cristo enseña va a deducirse y precisarse con cuatro ejemplos tomados de la vida popular y cotidiana y expresados en forma de fuertes contrastes paradójicos, por lo que no se pueden tomar al pie de la letra. Estos casos son los siguientes:

a) Si alguno te abofetea en la mejilla derecha, muéstrale también la otra. La paradoja es clara, pero revela bien lo que lo que debe ser la disposición de ánimo en el discípulo de Cristo para saber perdonar.

b) Al que quiera litigar contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto. Ante esto, se le promete por Cristo ceder también de buen grado su túnica. La crudeza a que llevaría esta realización hacer ver el valor paradójico de la misma. La enseñanza de Cristo es ésta: Si te quisiera quitar una de las dos prendas únicas o necesarias de tu vestido ( de lo necesario o casi necesario a la vida), que no se regatee; que haya también una actitud, en el alma, de generosidad, de perdón, que se manifestaría incluso, como actitud, hasta estar dispuesto a darle también todo lo que se pueda.

c) Si alguno te requisa por una milla, vete con él dos. Esta sentencia de Cristo es propia de Mt. La expresión y contenido de ‘requisar’ es de origen persa. Y se expresa esto con el grafismo del caso concreto. Si se requisa por ‘una milla’ (que es el espacio que los romanos señalaban con la ‘piedra milaria’ = 1800 m.) habrá de responderse generosamente ofreciéndose para una prestación doble. La misma duplicidad en la fórmula hace ver que se trata de cifras convencionales. La idea es que la caridad ha de mostrarse con generosidad, enseñado por Cristo con un término técnico.

d) Da a quién te pida y no rechaces a quien te pide prestado (Lc. 6, 30). Teniéndose en cuenta el tono general de este contexto, en el que se acusan exigencias e insolencia por abuso (la bofetada, el despojo del manto , ‘la requisa’), probablemente este último ha de ser situado en el plano de lo exigente. Puede ser el caso de una petición de préstamo en condiciones de exigencia o insolencia.

El discípulo de Cristo habrá de tener un espíritu de benevolencia y caridad tal, que no niegue su ayuda- limosna o préstamo- a aquel que se lo pide , incluso rabasando los modos de la digna súplica para llevar a los de la exigencia injusta e insolente. El discípulo de Cristo deberá estar tan henchido del espíritu de caridad, que no deberá regatear nada por el prójimo como a sí mismo’.

 ¿Cuál es la doctrina que se desprende de estos cuatro casos en concretos que utiliza para exponerla?

Igualmente en estos cuatro casos hay que distinguir la hipérbole gráfica y oriental de su formulación y el espíritu e intento verdadero de su enseñanza.

Y para esto mismo vale la enseñanza práctica de Jesucristo.

Así cuando el sanedrín lo procesa y cuando un soldado le da una bofetada, no le presenta la otra mejilla, sino que le dice: ‘Si he hablado mal, muéstrame en qué , y si bien ¡, ¿por qué me abofeteas?’ (Jn. 18,22.23).

La enseñanza de Cristo y de Pablo muestran bien a las claras que la enseñanza de Cristo no tiene un sentido material, Si en la hagiografía cristiana llegó el celo a practicar literalmente estos mandatos, fue ello efecto de un ardiente espíritu de caridad que se llegó a desbordar, incluso en el gesto.

De: El teólogo responde.

Ver artículo original (visitado el 07/05/2018)

¿Por qué Jesús dobló el lienzo que cubría Su Faz en el sepulcro?

El Evangelio según San Juan, en el capítulo 20, nos habla de un lienzo que había sido colocado sobre la Faz de Jesús cuando Él fue sepultado, al final de la tarde del Viernes Santo.

Ocurre que, después de la Resurrección, cuando el sepulcro fue encontrado vacío, ese lienzo no estaba caído a un lado, como la sábana que había envuelto el Cuerpo de Jesús. El Evangelio reserva un versículo entero para contarnos que el lienzo fue doblado cuidadosamente y colocado a la cabeza del túmulo de piedra.

Imatge relacionada

Pero ¿por qué Jesús dobló el lienzo que cubría Su cabeza en el sepulcro después de resucitar?

Bien pronto por la mañana de domingo, María Magdalena fue hasta el lugar y descubrió que la pesadísima piedra que bloqueaba la entrada del sepulcro había sido quitada. Ella corrió y encontró a Simón Pedro y a otro discípulo, aquel a quien Jesús tanto amaba – San Juan Evangelista– y les dijo:“¡Retiraron el Cuerpo del Señor y no sé a dónde Le llevaron!”

Pedro y el otro discípulo corrieron hasta la tumba. Juan pasó delante de Pedro y llegó primero. Se detuvo y observó los lienzos, pero no entró. Entonces Simón Pedro llegó, entró en el sepulcro y vio los lienzos allí dejados, mientras que el lienzo que había cubierto la Divina Faz estaba doblado y colocado a un lado.

¿Esto es importante? Definitivamente.

¿Esto es significativo? Sí.

¿Por qué?

Para poder entender el significado del lienzo doblado, tenemos que entender un poco la tradición judía de la época.

El lienzo doblado tiene que ver con una dinámica diária entre el amo y el siervo – y todo niño judío conocía bien esa dinámica. El siervo, cuando preparaba la mesa de comer para el amo, procuraba tener la certeza de hacerlo exactamente de la manera deseada por su señor.

Después que la mesa era preparada, el siervo quedaba esperando fuera de la visión del amo hasta que él terminase de comer. El siervo no se atrevería nunca a tocar la mesa antes de que el amo hubiese acabado. Al terminar, el amo se levantaría, se limpiaría los dedos, la boca y la barba, haría una bola con el lienzo y lo dejaría en la mesa. El lienzo arrugado quería decir: “He terminado“.

Ahora bien, si el amo se levantara y dejara el lienzo doblado al lado del plato, el siervo no osaría tocar aún la mesa, porque ese lienzo doblado quería decir: “¡volveré!”.

De Aleteia.org (06/04/2018)

Crónica de las I Jornadas de Formación en España

FotoFamilia

Estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza (1 Pe 3,15)

A lo largo del último fin de semana tuvieron lugar las primeras Jornadas de Formación Católica en España, organizadas por la familia religiosa del Verbo Encarnado con la inestimable ayuda de varias familias que hicieron posible este evento.

Entre los días 22 y 25 de este mes, más de 150 jóvenes se reunieron en la localidad de Matadepera, provincia de Barcelona, para dar testimonio de su  fe en Cristo.  Los organizadores casi no se creían tal participación, chicos venidos principalmente de Barcelona, pero también de Baleares, Madrid, Huesca, Córdoba, Granada, ¡incluso de Italia! El ambiente durante estos días era increíble, la alegría se palpaba en el aire; era como si los jóvenes se conocieran de toda la vida cuando, en realidad, hacía apenas 24 horas que se habían visto por primera vez.

La rutina de estas Jornadas fue la habitual de las ediciones que se llevan realizando desde hace años en Argentina e Italia, sucediéndose momentos de oración, formación y entretenimiento que son los tres ejes en torno a los que giran estos días. La oración porque es lo más importante que podemos hacer, Cristo debe ser el centro de nuestra vida. La formación porque vivimos en un mundo ciertamente hostil para un católico y no basta con lo que aprendemos en la catequesis cuando somos pequeños, es necesario continuar formándonos para tener una profunda convicción de nuestra fe y que no nos barran los vientos que continuamente están azotando. Finalmente, el entretenimiento es también importante ya que mediante el juego se crea amistad, contribuyendo así a mantener ese ambiente alegre tan característico de estos días. Como decía Chesterton, la alegría es el secreto gigantesco del cristiano.

En las conferencias se trataron dos grandes temas,  el primero sobre lo que es el joven, con charlas sobre la inmortalidad del alma, la confianza en Dios, la virtud de la pureza… Y el segundo sobre lo que ha de hacer el joven, con temas como la convicción del joven de la existencia de Dios, su  testimonio cristiano y la acción de Cristo en nuestros días. Las ponencias se complementaron con varios testimonios de chicos que quisieron explicar cómo Dios actúa en sus vidas.

Como colofón final a estos días, el domingo se celebró en la iglesia parroquial del pueblo la misa de clausura, en la que concelebraban el párroco y sacerdotes del IVE. De camino a la iglesia, los jóvenes alborotaron el pueblo con gritos a Cristo, María o al Papa, queriendo transmitir a los vecinos la alegría de la fe.

 Una de las propuestas de estas Jornadas, es la invitación a participar en el grupo de Las Voces del Verbo (enlace a la página de Facebook). Este grupo juvenil, pretende mantener el espíritu de las Jornadas durante todo el año, mediante la profundización en la fe, su defensa y su testimonio. El mundo nos somete a un bombardeo constante de ideas, y ya no solo en contra de la existencia de Dios, sino que ahora la ofensiva ha pasado a otro nivel, atacando la propia condición humana. Es por ello que este grupo quiere llevar a todos la luz de Cristo porque nadie enciende una lámpara y la pone en un lugar escondido […], sino que la pone en el candelero para que alumbre a los que entren (Lc 11,33).

Para finalizar,  a los jóvenes que hemos participado en estas Jornadas solamente nos queda expresar nuestro profundo agradecimiento a todos los que han hecho posible este evento. Empezando por las familias, que muy generosamente han dedicado estos días a labores tan poco visibles pero imprescindibles para la logística del encuentro. Y como no, a los religiosos del Verbo Encarnado, a los padres, hermanas, monjes y seminaristas que con su trabajo y oraciones nos han dado una fantástica oportunidad de recibir enormes gracias de Dios. Esperamos ser dignos del esfuerzo que todos han dedicado y que seamos capaces de responder con la misma generosidad que ellos a los planes que Dios nos tenga preparados.

¡Viva Cristo y viva María!

 

España y su defensa de la Inmaculada

Inmaculada.jpgRoma, 8 de diciembre de 1854, el Papa Pío IX proclama durante una Misa solemne en la Basílica de San Pedro el dogma de la Inmaculada Concepción de María que se publicaría en la bula Ineffabilis Deus, poniendo fin a siglos de debate en torno al tema. De esta forma, el sumo Pontífice establecía una de las festividades marianas más importantes del año.

Como sabemos todos, el dogma reafirma que la Virgen María, por una gracia especial de Dios, fue preservada de todo pecado desde su concepción, es decir, nació sin la mancha del pecado original. Pues bien, este hecho que hoy nos parece tan evidente a los católicos, suscitó siglos de debate al respecto. El mundo cristiano estaba dividido entre maculistas e inmaculistas pero, ¿cuál era la posición de nuestro país?

España, desde antiguo, fue un acérrimo defensor de este dogma mariano y es que ya en el siglo séptimo, San Ildefonso, arzobispo de Toledo, celebraba el misterio de la Concepción Inmaculada de María. La devoción al dogma fue extendiéndose por todo el reino y parece que en el siglo XIV también se celebraba en Santiago y Sevilla. Cada vez eran más numerosos los pueblos que hacían voto perpetuo de defensa de la Inmaculada, un ejemplo significativo es el Voto de Villalpando.

El renacimiento impulsó más aún si cabe esta devoción que, por supuesto, acabó cruzando los mares para difundirse por el Nuevo Mundo, (razón por la que hoy en día se sigue celebrando la festividad en muchos países de Iberoamérica y otros territorios que formaron parte del Imperio Español) la Virgen, por su parte, regalaba enormes gracias a sus hijos devotos. Es muy conocido el Milagro de Empel, a partir del cual sería nombrada patrona de la infantería española. En 1585, el Tercio de Francisco de Bobadilla se hallaba defendiendo el monte Empel, en Flandes, los holandeses, habían abierto los diques consiguiendo sitiar a la infantería española en su posición. Viéndose ya perdidos, Bobadilla exhortó a sus soldados a rezar por un milagro que los sacase del ésa situación. Uno de ellos, cavando un hoyo para resguardarse del viento, encontró una imagen de la Virgen Inmaculada, este hecho levantó la moral a la tropa y ésa misma noche, un viento gélido heló las aguas que los tenían aislados, abriendo así el paso para la huida del Tercio español. Tras una dura batalla, consiguieron vencer a los calvinistas flamencos.Imatge relacionada

 

Durante la ilustración, en 1761,  el Rey Carlos III consagró España a la Inmaculada Concepción y la tomó “por singular y universal Patrona y Abogada de todos mis reinos de España y los de las Indias y demás dominios y señoríos de esta monarquía”.  En todo el reino se hacían homenajes y se levantaban imágenes de Nuestra Señora.

Todo esto, no fue olvidado tras la declaración del dogma, prueba de ello es que el Papa Pío IX mandó erigir una columna dedicada a la Inmaculada en la Plaza de España de Roma. Además concedió a los sacerdotes españoles el privilegio de vestir casulla azul en esta gran fiesta de la Virgen, como agradecimiento a España por la defensa del dogma.

El día de la declaración del dogma fue de gran alegría en nuestro país, sucediéndose numerosos actos de agradecimiento al Papa. Uno especialmente curioso, fue la invención en el municipio de Santa Fe, ciudad construida por los Reyes Católicos desde donde sitiaron Granada y donde también se firmaron las Capitulaciones de la expedición de Colón a las Indias, de un pastelito de crema que llamaron piononos (originariamente píos nonos) y que pretendían representar la silueta del Pontífice.

Hoy, tantos años después, nos encontramos ante una crisis de valores y espiritual que socava los cimientos de nuestra sociedad; vivimos en un momento en que, como anticipó Chesterton, tenemos que demostrar que la hierba es verde. Es nuestro deber, por tanto, ser paladines de la verdad, llevando la Luz de Cristo donde haya oscuridad y para ello recordemos que en María Inmaculada, mediadora de todas las gracias, tenemos una valiosísima aliada. Encomendémonos como aquél Tercio español en Empel a su intercesión y salgamos confiados a dar razón de la esperanza que hay en nosotros (1Pedro 3,15).

“Dios es como los piojos”

Imatge relacionadaSan José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero, es el primer santo confesor argentino. Nacido en 1869 y fallecido en 1914 a los 73 años, Brochero predicó el Evangelio y llevó a la sierra de su provincia Córdoba el Anuncio y el progreso con un empeño que conmovía al país entero.

Llano, sencillo, cura con olor a oveja, como se le conocía desde antes de que el Papa Francisco popularizase esa figura, era testarudo para salvar hasta el último de sus hijos así sea un bandolero condenado y perseguido por la justicia, un borracho, rico o pobre, varón o mujer…

Casi cien años pasaron entre su muerte y el reconocimiento oficial de su santidad, pese a una fama que inmediatamente trascendió las fronteras de la Iglesia e hizo que fuera evocado y reconocido por otros sacerdotes santos que vivieron después de él, como San Alberto Hurtado o el mismo Papa San Juan Pablo II, quien lo consideró el Cura de Ars argentino.

Algunos arguyen que entre los motivos de esa demora se encontraba el hecho de que en su predicación el Cura usaba algunas figuras “poco protocolares”.

En algunas de sus cartas y mensajes que hasta hoy se conservan, o en los testimonios orales o escritos que de su inmensa predicación han quedado, se destacan estas frases. Algunas hilarantes, pero no por eso menos profundas:

  • “Dios es como los piojos, está en todas partes, pero prefiere a los pobres”.
  • “La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja.”
  • “¡Te jodiste, Diablo! ¡Cuántas almas se salvarán detrás de los muros de esta casa!”, al iniciar la construcción de su Casa de Ejercicios.
  • “Estos trapos benditos que llevo encima no son los que me hacen sacerdote; si no llevo en mi pecho la caridad, ni a cristiano llego.”
  • “Yo me felicitaría si Dios me saca de este planeta sentado confesando y predicando el Evangelio.”
  • “Yo le he dicho al señor obispo y le he repetido hasta el fastidio quizás, que lo acompañaré hasta la muerte como simple soldado que desea morir en las peleas de Jesucristo.”
  • “Quiero contarle el texto con que rompí en la primera misión: este fue una vaca negra que estaban viendo todos los oyentes. Dije que como esa vaca estaba con la señal y marca del Ingenio llamado Trinidad, así estábamos señalados y marcados por Dios todos los cristianos, pero que Dios no marcaba en la pierna, ni en la paleta ni en las costillas, sino en el alma, porque la señal de Dios es la Santa Cruz; y que la marca de Él era la fe, y que ésta la ponía en el alma, y que la ponía volcada a todos los que no guardaban sus mandamientos. Pero, mi querido, hizo tal eco, que se han costeado hasta 25 leguas a oírme, y se han confesado en esta misión, como no lo han hecho en otras que han dado los jesuitas copetudos y elocuentes”.
  • Tras regresar a su curato después de que otros curas tomen sus responsabilidades lo esperaban con gran algarabía. Cuando él defiende a los otros sacerdotes que lo reemplazaron, y alguien le dice que ellos no eran lo mismo que él, Brochero responde: “Y bueno, cada uno toca la cuerda con los dedos que Dios le ha dado”.

 


 

De Aleteia.org

Artículo original:“Dios es como los piojos” y otras sabias ocurrencias del Cura Brochero

¿Dónde podemos venerar las reliquias de los reyes magos?

¿Es posible que los restos óseos de los Reyes Magos —Baltasar, Melchor y Gaspar— descansen en una tumba dorada en la catedral gótica más grande de Europa? Una antigua tradición relata la historia de cómo los cuerpos de los Magos que visitaron al niño Cristo terminaron su viaje final encontrando reposo en la Catedral de Colonia, Alemania.

La historia se recoge en el libro del siglo XIV de John of Hildesheim Historia Trium Regum (Historia de los Tres Reyes). John afirma que Baltasar, Melchor y Gaspar eran de la India, Persia y Caldea (actualmente Irán e Irak). Iniciaron su viaje de forma separada, se reunieron en Jerusalén y luego continuaron juntos hasta Belén. Después de adorar a Cristo, regresaron juntos a la India, donde construyeron una iglesia y, tras una visión que les reveló que su vida terrenal estaba a punto de terminar, fallecieron al mismo tiempo y fueron enterrados en su iglesia en la India.

 

Doscientos años más tarde, según explica John of Hildesheim, Santa Elena, la madre del emperador Constantino, viajó a la India y recuperó sus cuerpos. Los depositó en un ataúd hermosamente ornamentado y lo colocó en la gran iglesia de Santa Sofía en Constantinopla. A finales del siglo sexto, el emperador Mauricio transportó las reliquias a la ciudad italiana de Milán.

Resultat d'imatges de colonia catedralLos huesos de Baltasar, Melchor y Gaspar permanecieron aquí hasta el siglo XII, cuando la ciudad de Milán se rebeló contra el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Federico I Barbarroja. Al necesitar ayuda contra los milaneses, Federico recurrió al arzobispo de Colonia, que recuperó Milán para el emperador. Como gesto de gratitud y “ante las grandes súplicas del arzobispo”, el emperador transfirió las reliquias al arzobispo, que más tarde en 1164 las transportó Colonia, donde se construiría una catedral gótica para darles cobijo. Los huesos se encuentran en esta catedral a día de hoy dentro de un hermoso relicario de oro.

En 1864, el relicario fue abierto y se descubrieron los esqueletos de tres hombres. ¿Es posible que estos sean los restos de los tres Reyes Magos que fueron a adorar a Cristo recién nacido o son únicamente tres esqueletos anónimos que se hicieron pasar por los de los Magos a comienzos de la Edad Media? Hay algunas pistas intrigantes. Las tres calaveras pertenecen a un hombre joven, a otro de mediana edad y a un anciano. Un mosaico del siglo sexto en Rávena que representa a los tres Magos muestra precisamente a hombres de estas características. Este detalle concuerda, pero ¿qué pasa con el resto de la historia?

El relato de John of Hildesheim sobre los orígenes de los tres Reyes Magos se basa en leyendas anteriores, de los siglos quinto y sexto. Cuando uno empieza a investigar la historia de los tres Reyes Magos, se encuentra con abundantes historias locales y leyendas de la temprana Edad Media que llegan hasta las mismísimas Persia, India y China. Brent Landau, erudito del Nuevo Testamento, ha traducido un manuscrito sirio del siglo VIII que él considera tiene origen en tradiciones muy anteriores.

Sin embargo, la investigación de Landau sólo destaca la existencia de numerosas y diferentes versiones de la historia de los Magos a comienzos de la Edad Media. Según qué leyenda, los Reyes Magos proceden de un lugar o de otro y reciben una gran variedad de nombres distintos. De entre todos los personajes del Nuevo Testamento, no hay ningún otro cuya historia, leyenda y mitos milagrosos sea tan conflictiva como la de los Reyes Magos.

De hecho, no tenemos prácticamente ninguna evidencia específica arqueológica o textual que explique quiénes eran los Reyes Magos ni de dónde venían. El Evangelio de Mateo narra solamente que “llegaron del Oriente”, mientras que los primeros críticos de las Escrituras difieren. Algunos sugieren que los Magos venían de Persia, otros dicen que eran judíos de Yemen y algunos más que los Magos eran de Arabia.

¿Contiene entonces el ataúd de oro en la Catedral de Colonia los huesos de los tres Reyes Magos? Podría ser; sin embargo, esos esqueletos sí nos conectan con el remoto siglo VI y con el intrincado tapiz de historias medievales sobre las más misteriosas figuras del Nuevo Testamento.

¿La moraleja? El relicario y la Catedral de Colonia permanecen como un enriquecedor testimonio del poder y la inspiración de la historia de tres misteriosos reyes magos que lo dejaron todo para embarcarse en un largo y arduo viaje para encontrar a Jesucristo y, si ellos se iniciaron en tan gran aventura para descubrir la luz del mundo, nosotros haríamos bien en seguir su ejemplo.

De Aleteia.org

Artículo original: ¿Dónde están las reliquias de los tres reyes magos?